Nuevo Sendero en Punta Catedral

Con una inversión conjunta del Sistema Nacional de Área de Conservación (SINAC) y de ProParques, así como el aporte de guardaparques, guías turísticos y empresas privadas, se reconstruyó el sendero Punta Catedral, que permite a los visitantes adentrarse en una de las zonas más panorámicas del Parque Nacional Manuel Antonio, desde la cual se pueden observar todas sus islas e islotes.

Debido a su importancia, fue seleccionado para ser el primer sendero en intervenirse completamente, al punto que en muchos de los tramos no sigue el trazado original. En efecto, procurando hacerlo más seguro se fue alejando de la orilla, para evitar los acantilados que bordean Punta Catedral.

El sendero inicia y termina en playa Manuel Antonio, bordeando toda Punta Catedral. La altura de los miradores permite apreciar plenamente varias de las playas del parque, como Playa Escondida, Espadilla y Manuel Antonio o playa 3, como se le conoce también.

El canto de las aves, combinado con el eco del golpe de las olas en lo profundo de los acantilados, acompañan a los visitantes durante el recorrido. Y si se mira con atención entre los árboles se descubren iguanas, monos Cara Blanca y Tití, así como enormes guarumos, que se mezclan entre bejucos y palmas.

Los barandales en los tres miradores y descansos, permiten realizar un recorrido seguro y confortable. Todo está elaborado con madera de pino curado, que evita su deterioro.

Parte del sendero se construyó en concreto, otra con piedra, sobre una base elaborada también en pino, y viene a sustituir un viejo camino que resultaba intransitable en invierno, ya que se convertía en un lodazal, imposible de utilizar.

Gracias a la inversión realizada, el nuevo recorrido podrá ser utilizado tanto en invierno como en verano, permitiendo a los visitantes disfrutar todo el año de la riqueza que ofrecen la flora y fauna.

Un detalle importante a tener en cuenta antes de iniciar el recorrido, es que la topografía del sendero es de mediana complejidad, por lo que en algunos tramos exige un esfuerzo significativo y solo se recomienda para personas que no enfrenten limitaciones en su condición física.

ALIANZA PÚBLICO-PRIVADA

SINAC consciente de la importancia de este sendero para el parque, destinó una partida para la reconstrucción. Sin embargo, no había recursos para los aspectos técnicos imprescindibles para el proyecto. En un ejemplo de alianza público-privada, ProParques unió esfuerzos con el SINAC, efectuando aportes propios y articulando acciones de otros participantes. Así, ProParques aportó recursos para el plano topográfico, el diseño del proyecto, las especificaciones técnicas para el cartel de licitación y la inspección técnica de la obra. En este punto, también fue muy importante el apoyo de la empresa de ingeniería Valdesol, encargada del diseño de la obra, la cual aportó gran parte del tiempo de trabajo, en el marco de sus proyectos de responsabilidad social. Asimismo, cabe destacar la valiosa contribución de guardaparques y guías turísticos que brindaron sugerencias importantes.