Guardaparques culminan profesionalización en áreas protegidas

Veintitrés guardaparques se graduaron del Bachillerato en Administración de Áreas Protegidas, impartido por la Universidad para la Cooperación Internacional (UCI). Para ello, fueron becados por la Asociación ProParques y contaron con el respaldo de esa Universidad y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC).

Los graduados proceden de 9 de las 11 áreas de conservación del país y el programa de estudios que cursaron fue especialmente diseñado para proporcionarles la formación integral necesaria para administrar un parque nacional o una reserva. Esto proporciona la doble ventaja de impulsar la profesionalización en el manejo de las áreas protegidas, y promover que esto vaya en beneficio de los visitantes y de las comunidades aledañas.

En este sentido, el Secretario General de la UCI, Franklin Marín, destacó durante la graduación que una visión moderna de la administración de áreas protegidas hace énfasis en una interacción constante con las comunidades que están en su entorno, pues esto crea sinergias que favorecen mayores niveles de bienestar para los miembros de la comunidad y a la vez contribuyen a la sostenibilidad de largo plazo de los parques.

Alianza público-privada

Por su parte, la Directora Ejecutiva de ProParques, Rocío Echeverri, resaltó que este logro fue hecho posible por la constitución de una alianza público-privada para fortalecer la profesionalización de la administración de las áreas protegidas. “Esta alianza articuló los esfuerzos del SINAC, por el sector público, con los desarrollados por nosotros como una asociación sin fines de lucro y por la UCI, para brindar una solución práctica y efectiva a una necesidad que tienen nuestras áreas protegidas, como es el compromiso de ProParques”, dijo Echeverri.

Un resultado de esa alianza es que todos los graduados contaron con una beca del 80% por parte de ProParques, y de un 10% por parte de la UCI, de manera que los guardaparques solo pagaron el 10% del costo. Por su parte, el SINAC  les otorgó el tiempo necesario para participar en las giras, así como los viáticos en muchos casos.

Esto por cuanto cada uno de los módulos y cursos del programa de estudios incorporó un componente presencial que se adaptó a los horarios de trabajo de los guardaparques y se desarrolló en diferentes parques nacionales y áreas de conservación. El programa también tuvo una parte virtual dada la naturaleza del trabajo de los alumnos, pues tienen horarios que los obligan a vivir una o dos semanas consecutivas en el parque donde laboran.

Fabio Arias, uno de los guardaparques que se graduó, expresó que “el apoyo constante que nos brindaron ProParques, la UCI y el SINAC fue crucial para que pudiéramos alcanzar este sueño, y esto nos incentiva para seguir aportando lo mejor de nosotros a favor de ese tesoro nacional que son las áreas protegidas”.